ichiro-suzuki
Ichiro Suzuki: Forjando el éxito desde la infancia

POR

| febrero 17, 2016
51

– El legado de Ichiro Suzuki

 

Noboyuki Suzuki deseaba que su hijo fuera especial. Decidió llamarlo Ichiro, que significa “Primer hombre”, y no precisamente por ser el primogénito. Apenas cumplió tres años, el pequeño Ichiro comenzó su idilio con la pelota. Pasaba hasta cuatro horas diarias practicando con un bate de proporción a su diminuta figura y una pelota en el jardín de su casa, disciplina y ética de trabajo, que marcarían el resto de sus días como pelotero.

 

“Mi sueño es ser un jugador de primera clase de béisbol profesional. Comencé a practicar desde los tres años. A partir de que cumplí nueve, he practicado los 365 días al año y lo he hecho duro. Yo solo he tenido cinco o seis horas al año para jugar con mis amigos. Así que creo que sin duda puedo llegar a ser un profesional “, escribió en una hoja de papel cuando cumplió 12 años.

 

url.jpg

 

Y así fue, en siete temporadas en la pelota profesional japonesa con el Orix Blue Wave de la Liga del Pacífico, bateó al menos para .342 promediando 29 dobles, 17 cuadrangulares y 28 bases robadas por año, lo que le valió ganar tres veces el premio a Jugador Más Valioso.

 

– Por la conquista de la MLB

 

Su talento y habilidad merecían ser reconocidas a mayor escala, por lo que en 2001, se convirtió en el primer jugador japonés de posición en llegar a las Grandes Ligas. La era post-Ken Griffey, Alex Rodríguez y Randy Johnson en Seattle, tenía como estandarte a un novato asiático con un peculiar estilo para pararse en la caja de bateo. Sí, todos se preguntaron lo mismo, ¿acaso están locos?

 

Sorpresivamente, los Marineros ganaron 116 partidos con una brillante temporada de debut de Suzuki, quizá sea la temporada de novato más completa en la historia de la liga: .350 de promedio, 242 imparables, 127 carreras anotadas. 58 bases robadas, ocho cuadrangulares y 68 remolques, nada mal para un primer bate. Al termino de la misma, fue condecorado como Novato del Año y MVP, siendo apenas el segundo pelotero en toda la historia en alcanzar dicha proeza – en 1975, Fred Lynn de los Red Sox lo consiguió, aunque con un registro mucho más discreto que el del japonés-.

 

 

“No creo que haya una manera de lanzarle”, dijo Joe Torre, entonces manager de los Yankees. “Puedes intentarlo afuera y adentro, abajo y arriba, el hará los ajustes necesarios. Te puedes poner adelante en la cuenta, pero Ichiro se mantiene enfocado. No parece tener alguna debilidad”.

 

Suzuki pasó 12 temporadas en Seattle. Promedió .322 en la caja de bateo, se robó 470 almohadillas y pegó 2,533 imparables -récords en dicho lapso-. Además de coleccionar 10 guantes de oro consecutivos y tres bates de plata de 2001 a 2010. Nunca ganó un anillo de Serie Mundial, ni siquiera estuvo cerca. Pero a nadie le importó. De no haber sido por Ken Griffey Jr., se habría convertido en el pelotero más elogiado y distinguido en la historia de la franquicia -hay quien piensa que lo es-.

 

– Haciendo historia en la “Gran Manzana”

 

El 23 de julio de 2012, Ichiro fue canjeado a los Yankees por los lanzadores D. J. Mitchell y Danny Farquhar. Los Marineros aprovecharon la oportunidad de salir de su contrato y obtener un par de brazos jóvenes a cambio. Nueva York habría sido el lugar perfecto para Ichiro años atrás, pero no en ese momento. Perdió velocidad en las piernas y en el bate y su brazo ya no era el mismo de antes. La curva de descenso natural de la vida.

 

Mientras otros peloteros le jugaron una broma al paso del tiempo con sustancias prohibidas, Ichiro continuó sus rutinas diarias de entrenamientos, patentó su mística relación con el madero y se mantuvo enfocado, aún y cuando se daba cuenta que ya no podía llegar tan rápido a primera base.

 

 

Su consistencia y dedicación fueron retribuidas. Hace algunos días rompió la barrera de los 4,000 imparables como pelotero profesional incluyendo su estancia en Japón. Para poner en perspectiva el hecho, habrá que decir que solo Pete Rose y Ty Cobb han logrado hacerlo en toda la historia. Claro, habrá quien diga que el beisbol japonés es de segunda línea, pero tenemos noticias para los escépticos, tan solo cinco peloteros han sumado 4,000 imparables en las Menores -si de alguna manera en Japón se juega un nivel parecido- y Mayores de forma combinada: Pete Rose, Ty Cobb, Hank Aaron, Stan Musial y Jigger Statz. Así que si alguien, de alguna forma, está buscando aminorar el legado de Ichiro, será mejor que se detenga. No hay manera.

 

Ichiro nunca se preocupó por hacer más grandes sus bíceps, conectar muchos cuadrangulares o salir con las actrices de moda en la industria del entretenimiento. El fue mucho más concreto: nunca dejó de esforzarse.

51

HITS


Copyright © 2013 pelotapimienta.mx. Todos los derechos reservados.

VISITA MÁS SITIOS DE TIKI TAKA SPORTS NETWORK

Las mejores historias del deporte

El mundo del boxeo

No feed items found.

Cocinando emociones de béisbol

Copyright © 2013 Tiki Taka Sports Network