image
Un real campeón

POR

| noviembre 2, 2015
4

Por: Federico Muñoz.

 

 

No quedará duda. Los Reales de Kansas City son dignos y merecedores del título de Serie Mundial. Un equipo que se entregó completamente al Rey de los Deportes. No necesitó de largos batazos, sino de jugar con agresividad este deporte, y con béisbol pequeño: chocar la bola, correr las bases, jugar con inteligencia. Así se obtienen los títulos.

Un equipo que revierte una pizarra en 7 ocasiones durante la postemporada, simplemente está hecho para ganar. Y eso fue lo que hizo los Reales. Aprendieron lo que fue la derrota tan dolorosa del año pasado frente a los Gigantes. Sobre todo, porque dejaron en la tercera la carrera del empate en aquel séptimo juego. Bien pudieron hacer lo que en este año fue su sello: regresar en el marcador.

En esta Serie Mundial, no vimos a unos Mets de Nueva York tan “imparables” como lo fueron en la serie divisional y la de campeonato. Su pitcheo de relevo simplemente se cayó. Tres ocasiones tuvo Jeurys Familia para obtener el salvamento, y en ninguna lo logró. Y la poderosa ofensiva solo fueron chispazos. De destacar solo el poder de Curtis Granderson, que conectó en esta serie 3 batazos de vuelta completa.

¿Dónde quedó el poder de Daniel Murphy? Desde esta perspectiva, los Mets extrañaron la explosividad de este pelotero en la Serie Mundial. En las series divisionales y de campeonato, estuvo intratable. Hizo añicos a los Dodgers y los Cachorros. Les pegó a sus mejores lanzadores. Caso contrario en el Clásico de Otoño.

Murphy terminó la postemporada bateando para .328. Bajo estos números, uno pensaría que tuvo un desempeño aceptable. Pero es necesario hacer la diferencia. En la Serie Divisional frente a los Dodgers, bateó para .333, con 3 HR y 5 producidas. En la Serie de Campeonato contra los Cachorros, conectó 4 cuadrangulares y 6 producidas. Su promedio de bateo fue de .529. ¿Y en la Serie Mundial? Agárrese: bateó para .150, sin cuadrangular y sin ninguna carrera producida. Apenas conectó 3 imparables, en 20 turnos.

Y no olvidemos los errores claves que abrieron la puerta para los triunfos de Kansas City. A opinión personal, Murphy le afectó la inactividad al barrer a los Cachorros, y esperar 6 días para la Serie Mundial. Perdió el timing de bateo.

La “columna vertebral” de los Mets simplemente no figuró. Céspedes y Murphy no pudieron con el pitcheo rival.

Los Mets tenían todo para lograr la victoria ayer. Una terrible decisión del manager Terry Collins de dejar a Harvey en la loma en el noveno inning, cuando concedió la base por bolas y posteriormente el hit productor de la primera carrera de Reales. Ahí fue cuando se gestó el título para Kansas City. El relevo de Nueva York fue aniquilado por el juego pequeño del hoy campeón.

Los Reales promediaron .347 con corredores en posición de anotar. Fueron expertos con el bateo oportuno en las últimas entradas. Y su pitcheo fue excepcional. Terminó con 2.94 de PCLA, recetando 46 chocolates a los neoyorkinos, y un WHIP de 0.94

Se termina otra temporada de Grandes Ligas. En este momento inicia la labor de los dueños y gerentes para armar equipos competitivos, con miras al 2016.

Felicidades al campeón: Reales de Kansas City.

4

HITS


Copyright © 2013 pelotapimienta.mx. Todos los derechos reservados.

VISITA MÁS SITIOS DE TIKI TAKA SPORTS NETWORK

Las mejores historias del deporte

El mundo del boxeo

No feed items found.

Cocinando emociones de béisbol

Copyright © 2013 Tiki Taka Sports Network